jump to navigation

Jai Ho? No, Jai Hind! mayo 17, 2009

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , , ,
2 comments

Ayer se conoció el resultado del experimento democrático  más grande del mundo, al menos en participantes.

Después de 25 años, un único partido se encuentra en el umbral de formar gobierno por sí (apenas doce bancas lo separana de las 272 mágicas), pero las compensa con los aliados leales que lo acompañaron durante la campaña y unas elecciones que duraron más e un mes.

El Indian National Congress, el peronismo indio, acaba de retener el gobierno. Le pintó la cara a los transversales que empezaron a abandonarlo cuando se sospechaba que era el fin de los años de bonanza, empezando por los dos Partidos Comunistas, que no se bancaron el acuerdo nuclear con EEUU.

La Signora Sonia lo bancó a don Manmohan, pese a que el tipo es una suerte de Cavallo – inició la apertura y privatizaciones en 1991 como Ministro de Finanzas –, pero a diferencia del nuestro, no sólo es honesto más allá de dudas (en un sistema político donde la mayoría de los políticos tienen en su haber no sólo corruptelas variopintas con los dinerillos, sino que casi un tercio de los MP alguna vez ha estado procesado por ¡homicidios o violaciones!), sino que navegó el tsunami neoliberal a fuerza de paquetes y políticas populistas, la última de ellas, el Programa Jefes y Jefas más grande del mundo: con el 70% de la población viviendo en aldeas rurales de menos de 2000, el gobierno lanzó un programa que asegura 100 días de trabajo por año a un miembro de cada familia campesina. Ni que decir que amén de meterle rupias en los bolsillos a poblaciones apenas monetizadas (y ahí está el boom en el consumo de pequeños electrodomésticos y celulares en el mundo rural), la economía india le está haciendo pito catalán a la crisis mundial: comparen con China: apenas un tercio del PBI de Bharat es comercio exterior, ergo, sigamos vendiendo heladeras Siam y Rastrojeros a los descamisados, que le monde va de lui meme…

Una más de don Singh: acaba de replicar al mismísimo Juan Domingo Nehru, como los únicos Primeros Ministros que lograron reelegirse después de completar los cinco años de completos de mandato.

Otra más a destacar después: se viene Rahul, bisnieto de Juan Domingo, nieto de Indira, hijo de Rajiv… Y pensar que al tipo lo retrataban en la versión (esta con muñecos) india de Gran Cuñado como una suerte de De la Rúa, timorato y liberal. Rahul rosqueó como buen descendiente de la dinastía Gandhi-Nehru, se paró cuando hubo que definir que las apelaciones al comunalismo (casta, lengua, religión) son enemigos de una India moderna y anatema para el Congress – y en el camino no tuvo problema en sopapearlo al primo Varun, que bien parece asesorado por Bergoglio y Grondonita

Si no hay links en el post es porque apenas logro robar un hilito de señal al vecino. prometo ampliar cuando mejoren las condiciones.

Ah, y el pastiche edulcorado y tinellesco de Slumdog Millionaire, con el Jai Ho como grito (pese a que el Congress, rápido de reflejos, compró los derechos de la canción las misma noche de la entrega de los Oscar) palidece al lado del Jai Hind populista y mersa del compañero Bose.

Lo que Rige al Mundo es la Historia del Mundo junio 14, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , , ,
add a comment

La Argentina se piensa a sí misma como un país cosmopolita, y no en el sentido kantiano. Y si bien continuamos honrando aquel fragmento del preámbulo constitucional referido a los hombres de buena voluntad-no en vano nuestras leyes migratorias están entre las más progres del mundo- lo cierto es que nuestra conciencia de lo que ocurre fronteras afuera es fragmentaria y voluntarista. En este mismo sentido, Benjamin Constante señalaba el carácter instrumental de nuestra política exterior. Discusión que dejamos para otro post, dicha dependencia parece provenir de la naturaleza abierta y democrática de la configuración estatal y política argentina.

En los medios-pero no sólo en ellos- el uso de la realidad internacional en el juego político interno se hace patente. Y no tanto por el recorte espectacular-como mise en scène- sino también por el escamoteo pertinaz de sectores completos de la realidad. Más allá de esto, la mirada sobre los fenómenos externos están teñidos por la misma lógica positivista y dieciochesca-a ratos ingenua-con que se lee la política interna.

Un buen ejemplo de análisis des-centrado lo encontré en un editorial de La Nación de hace unos días. Comentando la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial de la FAO (Roma, 3-5 de Junio), el editorialista nos dice:

“…la intervención de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (…) se ciñó a la defensa de las exorbitantes retenciones que su gobierno aplica al campo…” “…referencias condenatorias de la Presidenta a los subsidios al agro que aplican los países desarrollados entraron en abierta contradicción con las medidas de corte proteccionista que practica el gobierno argentino con sus productores. Se trata, en definitiva, de la misma filosofía dañina…”

La primera línea, condenatoria, revela la incapacidad del editorialista para pararse frente a lo que ocurre en todo foro internacional donde participa un jefe de Estado. En este caso, con un poco de tiempo, uno tiene la obligación de sobrevolar todos los discursos (sí, los de los tres días) y descubrir que todo gobernante utiliza estos escenarios para justificar sus políticas ante sus pares. Con poca atención, se tiene un resumen de cómo se ubican los gobiernos hoy en día frente a la situación alimentaria. Y el caso argentino no es distinto. Pero lo que subyace en lo que sigue no es la contradicción gubernamental, sino el simplismo más craso para leer la política. Para no aburrir, se puede escuchar la posición argentina mientras se prepara el mate. Los argumentos que esgrime Cristina como responsables del alza de los precios de los alimentos son aquellos señalados por el documento técnico de la FAO (sacar el foco de la incorporación de China e India, la atracción de flujos financieros al mercado de commodities, el costo del petróleo, la desaparición de la agricultura para consumo en muchos países como consecuencia de las reformas neoliberales, los biocombustibles, etc.) Otro tanto hace Lula, en su caso defendiendo los biocombustibles.

Existe contradicción para quienes pretenden que la política sea administración iluminada de lo existente. O actividad de seres angélicos, ajenos a lo determinado de la condición humana. Y se pasan por alto contradicciones que sí nos afectan, como las presiones de Europa (que es de Venus?) y de EEUU (que sí es de Marte) para cerrar Doha. Y nuestra posición no puede ser otra que la que es: somos miembros del G-20 y del NAMA-11, por decisión política pero también por imposición de la realidad. Y una de las propuestas de la Argentina va en línea con lo que señalan muchos expertos, entre ellos Kofi Annan, para reducir el impacto de una crisis alimentaria: la cooperación técnica para desarrollar la agricultura de los países deficitarios.

De nuevo me tentaron las disquisiciones, como le pasaba a mi amigo Tristram Shandy (con la diferencia que yo no les voy a contar cómo fue mi concepción). Y como esto se está pareciendo un canto al kirchnerismo, apunto algunos datos del informe de la FAO:

  • aproximadamente el 22 % de las importaciones mundiales de cereales se realiza a países de África, aunque apenas el 3 %e las exportaciones procede de ellos. Pese a la subida de los precios mundiales de los cereales, se prevé que las importaciones a África en 2007/2008 aumenten desde 2,5 millones de toneladas hasta un total de 55 millones de toneladas.
  • desde 1980, las importaciones de cereales de India y China han mostrado una tendencia a la baja, con un descenso medio anual del 4 %, y han pasado de un promedio de 14,4 millones de toneladas a principios de la década de los 80 a 6,3 millones de toneladas en los tres últimos años. Además, la China continental ha sido un exportador neto de cereales desde finales de la década de los 90, con la excepción de la campaña 2004-2005. De igual modo, India sólo ha sido importador neto de estos productos en una ocasión, durante la campaña 2006-2007, desde comienzos del siglo XXI.

Ahora, un vistazo a la funcionalidad de los derechos de exportación.

image

Otro cuadro, sobre la normalidad en el contexto actual, de las retenciones. La figura muestra las distintas de políticas seguidas por 77 países frente al encarecimiento de los alimentos. Un cuarto ha optado por algún tipo de restricción a las exportaciones.

image

Y nuestro continente no se caracteriza por depender primordialmente de este tipo de medidas.

image

La Argentina no es esa anomalía excepcional que tanto atrae a milenaristas, sean éstos apocalípticos o integrados. Es un país que sólo se plantea aquellos problemas que puede resolver…

La prensa y el extraño desinterés por los asuntos internacionales mayo 1, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , ,
6 comments

La prensa argentina no se caracteriza por el interés en lo que ocurre en el mundo, y tampoco sobre la propia política exterior. Y esto parece reflejar al consumidor promedio de noticias. Hasta aquí nada nuevo.

De ahí que quienes cubran este tipo de asuntos suelan dejar al descubierto, con mayor facilidad, deficiencias menos perdonables en cronistas de otras secciones.

Leemos hoy en Perfil una crítica al gobierno argentino ante la visita a la región de la presidenta de la India, Pratibha Patil, por su no paso por Buenos Aires. Por la nota pareciera que la ilustre viajera no aterrizó en Buenos Aires por la incapacidad del gobierno en entender la importancia de la India: “…parecería que el kirchnerismo no tiene demasiado interés en profundizar las relaciones bilaterales con un país que tiene mucho que ofrecer y anda en busca de socios comerciales…” Más adelante reconoce que una invitación hubiera sido rechazada.

Entonces, don Orihuela, ¿dónde queda el supuesto pecado del gobierno?

Peor aún, parece ignorar que hace un mes se realizó la VI reunión de consultas políticas bilaterales, aquí en Buenos Aires, con el vicecanciller Anand Sharma, que se acaba de abrir un consulado en Mumbai, que las coincidencias en organismos internacionales es casi completa (salvo el relativo a la reforma del Consejo de Seguridad), que Argentina tomó una posición de entendimiento ante el acuerdo nuclear India – EEUU (aunque India depende de nuestro voto en el grupo de proveedores de combustible nuclear), y que es probable que Cristina viaje este año a Delhi.

La nota afirma que “… Es de creer que una buena señal estatal aumentaría la predisposición de otras empresas indias para venir al país. Un encuentro de mandatarios (o mandatarias, como sería en este caso) ofrecería tales señales…” Daría la sensación que la Argentina evita relacionarse con la India. Pero le es imposible desconocer la presencia de Tata e Irevna.

¿Qué sería para el cronista una buena señal estatal, la apertura del mercado farmacéutico a la industria india, apertura que con regular insistencia los funcionarios indios reclaman y con igual regularidad la contraparte argentina rechaza?

La política exterior de este gobierno puede criticarse desde varios ángulos. Lo que honestamente no debe hacerse es achacarle acciones que están dentro de los canales normales de cualquier diplomacia.