jump to navigation

Moscú – París, 1936-1938 octubre 14, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , ,
3 comments

stalin

La imagen es una exageración, lo sé. Pero menudo favor a la causa latinoamericana. Cuidado que ya no es el gusanaje de Miami.

“…si bien esta desestabilización de la democracia venezolana (el golpe de 2002) duró menos de dos días, ha acechado a la política de ese país desde entonces al darle al gobierno un pretexto para adoptar una amplio espectro de medidas que han debilitado garantías fundamentales establecidas en la Constitución de 1999…”

Los redactores del informe sobre Venezuela de Human Rights Watch fueron expulsados por el gobierno de ese país. Acá lo cuentan, en la prensa liberal gringa. Por aquí se accede al informe completo.

Dado el relieve de la agenda de Derechos Humanos en nuestra política exterior, va a costar hacer el salto al argumento realista á la Morgenthau para justificar la alianza con Caracas en términos de los beneficios existentes.

Anuncios

¿El carro delante del caballo? julio 24, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , ,
add a comment

Algunos de los dilemas que enfrenta el Derecho Internacional para asegurar el respeto y la promoción de los Derechos Humanos. La vieja discusión, encarnada en la acusación de la fiscalía de la Corte Penal Internacional, ante los hechos en Darfur. Y el peligro para el futuro de la CPI de un fracaso en un tema de tan alto perfil.

“…While the vociferous demand recourse to the international court for undeniable atrocities, a civil war continues to rage in the Sudan as it has done so on and off for decades. Perhaps more attention should be paid to the voices calling for a peace process in advance of international legal intervention. Obtaining justice and closure for the countless victims of heinous atrocities perpetrated over many decades and by all sides in this interminable civil war, may well be predicated upon achieving sustainable peace and a subsequent return to law and order. Are well intended calls for justice in essence putting the cart before the horse?…”

Lástima que las críticas incluyan el mal inglés de un argento…

El artículo completo, aquí.