jump to navigation

Ciberpolítica en la Tierra de la Calma Matinal octubre 3, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: ,
2 comments

Charlie Boyle reflexionaba siesterilmente en Artepolítica sobre el impacto de las nuevas tecnologías en las prácticas políticas.

Quizás la experiencia más fascinante y novedosa – y con resultados tangibles – haya sido la elección presidencial en la República de Corea de 2002. En un escenario polarizado, se enfrentaron las candidaturas conservadora de Lee Hoi Chang (이회창), del tradicional Hannara Dang (한나라당), el Gran Partido Nacional – heredero de la dictadura del general Park Chun Hee (박정희) -, y el joven y progre Roh Moo Hyun (노무현)

Con la totalidad de la prensa en contra, y frente a un sistema político altamente fraccionado – los partidos continúan siendo agrupaciones de notables à la Duverger – la candidatura de Roh fue levantada por el ciberactivismo. Un sitio de Internet, creado por jóvenes simpatizantes, funcionó como Unidad Básica virtual, congregando a la militancia: Nosamo (노사모), “agrupación de los que aman a Roh”. Nosamo llegó a establecer filiales regionales, y trabajó junto a los equipos del candidato.

El otro instrumento de ciberpolítica que jugó un papel relevante en esa elección fue el sitio de periodismo ciudadano OhMyNews. Decano de este nuevo tipo de periodismo, OhMyNews – hoy en día, una verdadera cadena informativa de alcance internacional –  permitió saltar el bloqueo informativo y anudar cadenas equivalenciales en torno a la candidatura de Roh, quien lograría vencer en las elecciones.

La disociación entre el sistema partidario y una nueva generación de votantes se haría patente en el fallido impeachment con que la derecha intentó deshacerse del outsider que ocupaba la Casa Azul. Durante el período de suspensión de Roh, las marchas y concentraciones populares en su apoyo se motorizaban desde estos dos no-lugares.

Pero esta experiencia se da en condiciones particulares. Nada obliga a pensar que estemos en el umbral de desarrollo de una democracia directa. A la manera de las ciudades globales de Sassen, Corea es un ejemplo de Estado que establece las condiciones materiales para el desarrollo capitalista. En este caso, la creación de la infraestructura que hace posible el surgimiento de un fenómeno de impacto político. Corea es el octavo país en conexión per cápita: hay 15 millones de suscripciones a banda ancha; casi el 80% de los hogares tiene conexión de este tipo; de los hogares de menor ingreso (800 dólares) casi el 30%, los de 1600 dólares, 76%, de ahí para arriba, el 98%. La menor tasa regional no baja del 62%; en Seúl, 87,5%.

Contar que el gobierno más liberal en la historia de Corea haya terminado con índices bajísimos de aprobación; que el nuevo presidente conservador haya sido votado por los mismos que impulsaron la candidatura de Roh, implica reconocer las todavía presentes  insuficiencias de este tipo de militancia y organización política y obliga a repensar el supuesto fin de las herramientas más tradicionales.

Nueva disgresión sternena: el escándalo con las leches chinas fue descubierto y amplificado por un ciberactivista de los vibrantes blogs del Reino Medio: 东南西北 Dong Nam Xi Bei

Etiquetas de Technorati: ,
Anuncios