jump to navigation

Carlos Escudé noviembre 6, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , ,
4 comments

escudé  Este blog saluda a don Carlos Escudé. Recién termina su participación en un programa de TN – no tengo imagen, así que no sé quienes son sus conductores ni el resto de los invitados -. Mientras el tipo pretendía reflexionar, demoliendo el cúmulo de boludeces y common sense imperante, el resto se hundía, balbuceante, en una sarta de incoherencias. Escudé subrayaba la irrelevancia del país para los EEUU, y la coincidencia de ambos países en aquellos temas que le importan a la superpotencia. Los otros no atinaban más que a murmurar algo sobre las formas.

Lo puteamos, algo, por Gran Bretaña, Estados Unidos y la declinación argentina. Más tarde – más fuerte – por Historia de las Relaciones Exteriores Argentinas, aunque es de consulta y libre acceso.

Ahora, el tipo es de los pocos con acceso a los medios que reflexiona, se la banca, y le acaba de decir a los de ese programa que publicar que estamos en vísperas de 2001 – como La Nación – es golpista, y que eso no sucede en el EEUU que se ha utilizado en estos días para atacar al gobierno. Nadie respondió.

En este pobre no lugar, sepa don Carlos, que siempre tendrá una capa y un bastón de repuesto.

El Perfil de la mala fe. noviembre 3, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , ,
8 comments

La buena fe es un valor casi sagrado para las relaciones entre Estados, y por consiguiente, para la práctica diplomática.

Ayer domingo, el pasquín de Fontevecchia titula así una de sus notas: ” Un psicólogo muy amigo de Taiana decide quienes serán los embajadores del futuro”

La nota es lamentable por donde se la mire. Algunos comentarios al vuelo.

a) A partir del concurso de este año,  se mejoró la instancia del examen psicológico. La razón: aunque para muchos sea difícil creerlo, las contingencias y el stress que sufre un funcionario del Servicio Exterior de la Nación descalabra al más pintado. Algunos casos al boleo de los últimos años: el veinteañero recién salido del ISEN, destinado en Angola con la guerra civil apenas finalizada. El que se “come” más de cinco años en Pakistán con los talibanes y la India de vecinos. La diplomática – o las mujeres de la familia del diplomático hombre – destinados en Arabia Saudita. El que se pasó los primeros años en Haití con las tropas argentinas. Al que lo apretan en cualquier país de Asia. Súmese la presión de una carrera jerárquica cuasi militar. No es extraño, entonces, que situaciones de este tipo disparen o despierten cuadros psicológicos preexistentes. El nuevo examen intenta extremar las precauciones respecto a esta situación. No debería sorprender que una carrera con responsabilidades exija cierta cautela a la hora de elegir sus cuadros.

b) Es realmente increíble que juzgue a un Canciller por querer definir los criterios para el ingreso al Servicio Exterior de la Nación, como si Di Tella no hubiera dejado su impronta!!!

c) Es aún más increíble que sobredimensione el lugar del psicológico en el examen de ingreso como si pasarlo fuera una cuestión de acomodo que define ingresar a la carrera, sin poner objetivamente cuántos aprobaron el examen y cuántos no.

De la lectura se desprende que esto es un verdadero filtro y que el que pasa este examen está a un paso del ingreso. Se nota que Lloret nunca hizo el esfuerzo de pasar por una instancia hipercompetitiva basada simplemente en el mérito del estudio. Pero podría honrar su profesión, y cruzar su información entre varias fuentes. Ah, cierto, el periodismo argentino abandonó hace tiempo sus mejores herramientas.

Para quienes quieran un acercamiento más directo al ingreso al Servicio Exterior, aquí pueden revisar instancias y proceso del – creo – único concurso abierto, plural y meritocrático de la administración pública nacional.

d) Es verdaderamente alarmante por su gorilismo y macartismo, estableciendo una relación causal entre la militancia juvenil de Konkurat, su pasado en la cárcel de la dictadura y su condición de psicoanalista. Y todo esto parece ser reflejado en un examen tendencioso.

e) Es gravísimo vincular su relación conyugal con la de personas desaparecidas. ¿Qué juicio de valor está emitiendo con esto sobre los desaparecidos?

f) Por último tiene escasos o nulos conocimientos sobre el proceso político de la década del setenta, ni siquiera de buenos “servicios”. La triple A aparece como existente en 1971: ni siquiera leyó al “Tata” Yofre en su libro “Nadie fue” donde describe la aparición de la triple A en septiembre de 1973. Y, por otra parte, tengo entendido que Ivo Konkurat estuvo preso a disposición del PEN desde 1975 hasta el final de la dictadura, por supuesto sin juicio.

Es evidente, como conclusión, que esta nota se inscribe en una movida más general por desprestigiar la política de derechos humanos, como se viene haciendo desde varios frentes buscando equiparar el “terrorismo de estado” con la violencia política de los setenta. No hay comentarios al respecto…

Etiquetas de Technorati: ,,

Y ahora el modelo es la isla de Gilligan… octubre 7, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

gilligan_wideweb__430x313

Posteo rápido para no dejarla pasar. Otro día amplío.

En esta nota, un cronista de La Nación, invitado por el gobierno de Singapur, nos propina el consabido somos los grandes ausentes de todo. No conforme – el tipo es un sibarita de su propia ignorancia – insiste: “…uno de los pocos aliados internacionales argentinos…” Sí señor, Argentina se parece cada vez más a Corea del Norte.

Parece que el cronista descubrió un Brave New World en Singapur, y como es de esperar, lo utiliza como espejo mejorado de todas nuestras taras.

Olvida – sólo dos – que la República de Singapur no es una democracia – mera fachada del sistema de Westminster, más cercano a un Consejo de Administración de una empresa de 4 millones de empleados -, y que es una isla, rodeada de poderosos vecinos, que debe su independencia a la buena voluntad de Occidente, que no vería con buenos ojos el control de los estrechos por, digamos, Malasia.

¡Qué bajo que vamos cayendo con los modelos propuestos!

Pero tan ausentes estamos que en la misma semana que esto se escribe, Argentina tiene reuniones de consultas políticas con China, Corea y Tailandia – esta última tambalea -.

Y para terminar, el tipo es invitado por el FOCALAE. Este foro de cooperación tiene hasta fin de año la presidencia de oh! los grandes ausentes.

El FOCALAE me caía bien. Ahora, si las reuniones y el laburo de cooperación que hacemos en su seno sólo redunda en que suban en un avión al primer infradotado que encuentran, que los japoneses – que son los que ponen más recursos -, se ahorren unos yenes y nos regalen a todos unos Super Nintendo.

Argentina frente a la crisis septiembre 19, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , ,
add a comment

Los amigos de Artepolítica han colgado una entrevista a Mario Damill.

Se puede ver en una, dos y tres partes.

Etiquetas de Technorati: ,,

Y el médano se corrió… julio 29, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , ,
add a comment

Parece que la Ronda Doha, finalmente, se cayó. Al menos acá ya lo afirman.

En otros lados, el tropos poético es el de la sastrería: pende de un hilo.

Afortunadamente, Paraguay y Uruguay zafaron de quedar como los dinamiteros de la negociación. Por el bien del espectáculo, que mejor que tres grandes del catch-as-can.

Sin más datos, es arriesgado decir algo sobre Buenos Aires-Brasilia. Brasil habría mostrado alguna flexibilidad, después de que, aquí y allá, se percibiera la política de “me-corto-solo-y-después-veo” como una traición: “…es una puñalada por la espalda a la Argentina, sin que haya habido cualquier contrapartida significativa de los países ricos…” Un tanto exagerado…

Ni Everest ni Mount Blanc, apenas un médano más… julio 22, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , ,
add a comment

Detrás de la hojarasca que dejó el conflicto con la gentry alzada, tiene lugar esta semana lo que quizás sea el acontecimiento diplomático más relevante para el país y para el orden económico internacional. Desde ayer lunes se desarrolla en Ginebra el plenario ministerial de la OMC, con el objetivo de cerrar la Ronda Doha. En un post anterior señalamos las diferencias entre la Argentina y el Brasil de cara a esta reunión. Hasta el momento, y de acuerdo a las open-sources disponibles, dichas diferencias se han mantenido en segundo plano.

El primer día de reunión no revela nada nuevo. Las partes han mantenido sus posiciones, pese a que algunos medios nacionales sostienen que la UE y EEUU habrían flexibilizado sus posturas. Lo ofrecido por EEUU, de boca de su principal negociadora…

By the way, la familia Mitre podría haberse ahorrado unos cuantos euros en un corresponsal que confunde el Grupo Cairns con el G-20. Y más cuando parece creer que las posiciones negociadoras son hijas del humor del gobernante de turno…

Con el correr de los días, la presión sobre la Argentina aumentará. Ya algunos subrayan que el único país del que no está claro si acepta como piso de la negociación el nuevo texto – en Non Agricultural Market Access y agricultura – es nuestro país. Taiana lo expresó el lunes: el nuevo borrador de NAMA no toma en cuenta las posiciones de los países en desarrollo, ergo la Argentina sólo está obligada por los principios y mandatos negociados en la Ronda. En criollo, los países centrales eliminarían tarifas hasta un 33%, mientras que los países en desarrollo deberían comprometerse a una reducción del doble de ese porcentaje. Para quienes no vieron el post anterior, aquí y aquí, un resumen de la posición argentina.

La OMC fue la bête noir del movimiento altermundista finisecular. Desde Seattle y Cancún para acá, la organización debió silenciar su radicalismo librecambista y aceptar, a regañadientes, los llamados a privilegiar el desarrollo. En el fondo, la discusión hoy en el seno de la ministerial en Ginebra gira en torno a las formas en que un sistema multilateral de comercio abierto sirve al objetivo del desarrollo. Para la tradición liberal anglosajona el primero funciona como sinécdoque del segundo; para el mundo en desarrollo, eso no está tan claro, por decir lo menos. Lo anterior aparece con claridad en la conferencia de prensa del G-33: el nombre completo de la Ronda es Doha Development Round.

Es hora de provincializar a la constelación occidental: la hora del diktak kiplingesco is over…

El título del post, homenaje al chiste de Celso a Pascal

P.D: los puros y angélicos de la política interna tienen una nueva raison d’être: ¡la desprolijidad argentina se traslada a los foros internacionales! ¡Liberales en agricultura, proteccionistas en industria!

Don Pirulero junio 30, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , ,
1 comment so far

Lo se discute por estas horas en Tucumán va más allá del simple funcionamiento del Mercosur. En estos días se definen algunas posiciones que lateralmente impactan al acuerdo integracionista. El núcleo crítico es la posición que la región adopta frente a la formación de las reglas del orden económico internacional. In nuce, las diferencias entre la Argentina y el Brasil frente al cierre de la Ronda Doha de la OMC.

Cuando el fin de la Ronda parece cercano, todos los cañones apuntan a la Argentina: una vez más, el alumno díscolo torpedea la mission civilisatrice. La negativa argentina a aceptar lo logrado hasta el momento hace caer la negociación, basada en la regla del consenso. Y esta situación ha convertido al país en blanco de la ira de la prensa – no sólo – brasileña.

Mientras la negociación se desarrollaba, ambos socios compartían enfoques, tanto en agricultura como en industria. La Argentina y Brasil son miembros fundamentales de alianzas negociadoras que reúnen países medianos – y no tanto – como el G-20 y el NAMA-11. Algunas diferencias mantenían, pero podían ser silenciadas en pos de los objetivos comunes. No obstante, al acercarse el momento crucial, Brasil quiso hablar con la voz de la región y quedó mal parado. Nuestros vecinos aceptaban una reducción mayor de los aranceles para productos industriales que lo que la Argentina podía aceptar. Pero si la urgencia de Lamy es de manual, la de Stephenson no. La Argentina no puede resignar el objetivo del desarrollo en aras de un supuesto consenso aséptico (suena conocida tal urgencia por el consenso, no?), como si se tratara de una win-win situation. Entonces, porque es seguro que los palos van a llover, es bueno tomar en cuenta la lógica de los negociadores argentinos.

Lo anterior será eje de debate más adelante. Lo que importa señalar aquí es el papel de la alianza con Brasil y el sueño integracionista. Como creemos en tal objetivo, no nos resignamos a dejarlo en mera retórica. Exige discutir su realidad. Y lo que reveló esta contradicción es la naturaleza más proclamada que real del liderazgo brasileño. Si el proyecto brasileño se construye a partir de peldaños, creyó poder acceder a un nuevo estadio sin haber asegurado el peldaño anterior. El liderazgo regional no se construye sin un Mercosur estable, y esto no se logra sin una alianza estrecha y provechosa con Argentina. En cuanto las luces del centro lo encandilaron, Brasil compró el discurso de gran potencia y se mandó. La virulencia de las críticas a la Argentina en Brasil en los últimos días expresan no sólo la exasperación con el aliado, sino también la – renovada ? – conciencia sobre los propios límites. Aunque algunas se regodean en la ortodoxia lulista y parecen neoliberales fin-du-siècle redivivos, otras dan un poco de pena. Amén de necesitar un adjunto de Sistemas Políticos Comparados, nos enteramos que García Hamilton es diputado!?

En definitiva, yo creo como don Fuad, que nació Nazareno

Educación Sentimental junio 16, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , ,
5 comments
Etiquetas de Technorati: ,,,,

Durante mucho tiempo, y ante la discusión de por qué Brasil nos había superado en capacidades relativas-discusión omnipresente en nuestra profesión- yo optaba por pararme con aquellos que sostenían que la clave estaba en la feliz combinación de condiciones estructurales y política del vecino. Brasil había logrado desplazar el core de su estructura productiva de un sector a otro. Las condiciones de origen facilitaron este desplazamiento, pero la práctica política merece ser subrayada.

Hasta no hace mucho, los argumentos que señalaban que nuestro futuro no podía desdeñar el peso agrario, y que aquellos que soñábamos con chimeneas y overalls más que con chiripás y palenques debíamos adaptarnos, comenzaban a hacer mella. “Bueno, quizás producir chupetines y aceite sea lo más cercano a una industria, y los barcos y camiones quedarán para más adelante”

En estos años pude atisbar algunas promesas del futuro, reales, que volvían al ser: centrales nucleares vendidas a países desarrollados, proyectos aeroespaciales, pymes de software que no dan abasto con sus necesidades de mano de obra, etc.

Pero hoy-o ahora, en este instante- cuando la desazón me sienta ante la compu, como un fanático vuelvo al origen: no tengo voluntad para la sutileza. El sector agrario no es el core, pero su influencia cultural, esa hegemonía construida hace más de cien años continúa primando. Entonces, hasta que no podamos construir otra, hasta que esa contradicción no sea resuelta, nos condenamos a volver una y otra vez sobre ella, a soportar su veto.

Este personaje literario italiano nació y se crió en uno de esos tantos pueblos de la pampa que hace días aparecen en la tele. Conoce a sus personajes, es amigo de ellos. Sabe de su clasismo-aún hoy se habla de “sirvienta” por la vecina que limpia sus casas-, de su oscuro rechazo por todo lo que proviene de ese territorio desconocido que es el Gran Buenos Aires. En estos días vio como vecinos montados en las famosas 4×4; que exhiben fotos con genocidas; que realmente creen que los peones viven felices porque les permiten comer asado cuando quieren; que festejan las aventuras nocturnas de sus cachorros con las morochitas, pero “que no se te ocurra traerla  a casa”; que le han permitido a uno entrar a sus hogares porque Settembrini-ellos no entienden cómo zafó- tiene una profesión snob, pero no es uno de ellos, vió. Decía, tipos así intentaron prender fuego la casa del intendente municipal, con él adentro, porque el tipo, médico-el más popular de los intendentes en la historia del pueblo y alrededores-no está con el campo.

Y le preguntan a Settembrini-porque para algo este labura en Buenos Aires- y lo dejan de escuchar cuando no dice lo que esperan. Les hace ruido. Pero no les importa, siempre fue el menos confiable de los amigos de sus hijos.

Empecé a escribir con bronca. Este post ya no tiene sentido, pero tampoco quiero tirarlo.

Para darle un cierre, Brasil dejará de ser mejor para el imaginario el día que ese mito fundacional pastoril sea cosa del pasado.

Lo que Rige al Mundo es la Historia del Mundo junio 14, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , , ,
add a comment

La Argentina se piensa a sí misma como un país cosmopolita, y no en el sentido kantiano. Y si bien continuamos honrando aquel fragmento del preámbulo constitucional referido a los hombres de buena voluntad-no en vano nuestras leyes migratorias están entre las más progres del mundo- lo cierto es que nuestra conciencia de lo que ocurre fronteras afuera es fragmentaria y voluntarista. En este mismo sentido, Benjamin Constante señalaba el carácter instrumental de nuestra política exterior. Discusión que dejamos para otro post, dicha dependencia parece provenir de la naturaleza abierta y democrática de la configuración estatal y política argentina.

En los medios-pero no sólo en ellos- el uso de la realidad internacional en el juego político interno se hace patente. Y no tanto por el recorte espectacular-como mise en scène- sino también por el escamoteo pertinaz de sectores completos de la realidad. Más allá de esto, la mirada sobre los fenómenos externos están teñidos por la misma lógica positivista y dieciochesca-a ratos ingenua-con que se lee la política interna.

Un buen ejemplo de análisis des-centrado lo encontré en un editorial de La Nación de hace unos días. Comentando la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial de la FAO (Roma, 3-5 de Junio), el editorialista nos dice:

“…la intervención de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (…) se ciñó a la defensa de las exorbitantes retenciones que su gobierno aplica al campo…” “…referencias condenatorias de la Presidenta a los subsidios al agro que aplican los países desarrollados entraron en abierta contradicción con las medidas de corte proteccionista que practica el gobierno argentino con sus productores. Se trata, en definitiva, de la misma filosofía dañina…”

La primera línea, condenatoria, revela la incapacidad del editorialista para pararse frente a lo que ocurre en todo foro internacional donde participa un jefe de Estado. En este caso, con un poco de tiempo, uno tiene la obligación de sobrevolar todos los discursos (sí, los de los tres días) y descubrir que todo gobernante utiliza estos escenarios para justificar sus políticas ante sus pares. Con poca atención, se tiene un resumen de cómo se ubican los gobiernos hoy en día frente a la situación alimentaria. Y el caso argentino no es distinto. Pero lo que subyace en lo que sigue no es la contradicción gubernamental, sino el simplismo más craso para leer la política. Para no aburrir, se puede escuchar la posición argentina mientras se prepara el mate. Los argumentos que esgrime Cristina como responsables del alza de los precios de los alimentos son aquellos señalados por el documento técnico de la FAO (sacar el foco de la incorporación de China e India, la atracción de flujos financieros al mercado de commodities, el costo del petróleo, la desaparición de la agricultura para consumo en muchos países como consecuencia de las reformas neoliberales, los biocombustibles, etc.) Otro tanto hace Lula, en su caso defendiendo los biocombustibles.

Existe contradicción para quienes pretenden que la política sea administración iluminada de lo existente. O actividad de seres angélicos, ajenos a lo determinado de la condición humana. Y se pasan por alto contradicciones que sí nos afectan, como las presiones de Europa (que es de Venus?) y de EEUU (que sí es de Marte) para cerrar Doha. Y nuestra posición no puede ser otra que la que es: somos miembros del G-20 y del NAMA-11, por decisión política pero también por imposición de la realidad. Y una de las propuestas de la Argentina va en línea con lo que señalan muchos expertos, entre ellos Kofi Annan, para reducir el impacto de una crisis alimentaria: la cooperación técnica para desarrollar la agricultura de los países deficitarios.

De nuevo me tentaron las disquisiciones, como le pasaba a mi amigo Tristram Shandy (con la diferencia que yo no les voy a contar cómo fue mi concepción). Y como esto se está pareciendo un canto al kirchnerismo, apunto algunos datos del informe de la FAO:

  • aproximadamente el 22 % de las importaciones mundiales de cereales se realiza a países de África, aunque apenas el 3 %e las exportaciones procede de ellos. Pese a la subida de los precios mundiales de los cereales, se prevé que las importaciones a África en 2007/2008 aumenten desde 2,5 millones de toneladas hasta un total de 55 millones de toneladas.
  • desde 1980, las importaciones de cereales de India y China han mostrado una tendencia a la baja, con un descenso medio anual del 4 %, y han pasado de un promedio de 14,4 millones de toneladas a principios de la década de los 80 a 6,3 millones de toneladas en los tres últimos años. Además, la China continental ha sido un exportador neto de cereales desde finales de la década de los 90, con la excepción de la campaña 2004-2005. De igual modo, India sólo ha sido importador neto de estos productos en una ocasión, durante la campaña 2006-2007, desde comienzos del siglo XXI.

Ahora, un vistazo a la funcionalidad de los derechos de exportación.

image

Otro cuadro, sobre la normalidad en el contexto actual, de las retenciones. La figura muestra las distintas de políticas seguidas por 77 países frente al encarecimiento de los alimentos. Un cuarto ha optado por algún tipo de restricción a las exportaciones.

image

Y nuestro continente no se caracteriza por depender primordialmente de este tipo de medidas.

image

La Argentina no es esa anomalía excepcional que tanto atrae a milenaristas, sean éstos apocalípticos o integrados. Es un país que sólo se plantea aquellos problemas que puede resolver…

¡Nos caemos del mundo! junio 8, 2008

Posted by Lodovico Settembrini in El Reino de este Mundo.
Tags: , , , , , ,
6 comments

Al grito de ¡Nos caemos del mundo!, el sentido común nacional nos advierte periódicamente del peligro que se cierne sobre la Argentina. Cualquier motivo es suficiente para poner al país al borde de un abismo aterrador. Que tal política espanta a los inversores, que esta otra declaración nos enemista con el primer mundo, y así hasta el infinito. En general dichas predicciones provienen de la pluma del conservadorismo argentino, pero no es raro encontrar también en esta cruzada al progresismo bienpensante.

La construcción de la imagen del país se hace a partir de otra construcción, instrumental ella, del mundo y de otras naciones. El par opuesto se utiliza como cifra de la anomalía argentina, como criterio de distinción y comparación que hace patente nuestras debilidades y errores. Ahora bien, la carnadura real de este marco de comparación es continuamente sustituido. En el bazar de los países modelo, las ofertas se suceden una tras otra, y el patrón de consumo de estas mercaderías es azaroso. En los años noventa no se podía hablar de Brasil por su estatismo, proteccionismo y nacionalismo. Hoy en día, los mismos que nos advertían sobre el vecino nos aleccionan sobre sus virtudes (que no son las anteriores) de ortodoxia económica. Chile es otro caso: que la estabilidad política, que los consensos, que su crecimiento económico, su respeto al status quo internacional, etc.

Una práctica cultural histórica es la que rodea los contactos de las misiones diplomáticas extranjeras acreditadas ante la Argentina con representantes de diversos sectores de la vida nacional. Por lo común, estas relaciones tienen como protagonistas del lado argentino a lo más granado de la derecha. Y estos contactos ofrecen la oportunidad de buscar aliados para la agenda interna. En la visita de un influyente político de una gran potencia, en lugar de inquirir sobre la política de su país para la Argentina y la región, se le enumeraron uno por uno los errores del gobierno nacional y su malvada política agropecuaria. Al tipo  le saltaron los lentes de vergüenza ajena. Frente a un general extranjero se desgranan todas las debilidades del aparato militar nacional, su falta de equipamiento, mientras al visitante no le dan las manos para anotar lo que le cuentan.

Pero no era de este (no encuentro mejor palabra, disculpen uds. su uso) cipayismo – cipayismo for free, porque ni siquiera es pago en la mayor parte de los casos; mera colonización intelectual – de lo que quería escribir. Ni del sólo recurso de la diplomacia extranjera a estos sectores, lo que lateralmente demuestra el “profesionalismo” de muchas de estas embajadas.

No, lo que quería decir viene a cuento de la supuesta intrascendencia del país en los marcos internacionales. Lo que nos lleva al tema de las capacidades y la posición relativa argentina. Podemos volcarnos al pensamiento mágico y creer que el desarrollo es pura consecuencia de la voluntad: siguiendo los manuales de autoayuda para el desarrollo, tomar el ejemplo de las experiencias que nos presentan Bucays, Oshos y Coelhos de distintas cepas, y cerrar los ojos y pensar bien fuerte “entramos al mundo desarrollado, somos occidentales y cristianos, serios ciudadanos de un mundo sin historia”. El problema con tal voluntarismo aparece porque uno puede estar en el primer mundo, digamos, en 1999, y dos años después haberse convertido en algo parecido a Côte d’Ivoire o Liberia. “Amigo Settembrini – me dice Hans Castorp – voy a empezar a dudar de su lógica, ud. está pasando demasiado tiempo junto a Naphta. ¿O las condiciones materiales de su país han cambiado? ¿Sufrieron uds. un ataque nuclear que los retrotrajo a la era de piedra?” No, pero se pareció bastante.

Todo lo anterior viene a cuento a partir de una nota que publicaron los tanos hace unos días. En ella se lee: “…quanto tempo impiegheranno i nuovi protagonisti dell’ economia mondiale a raggiungere i Paesi sviluppati dell’ Ocse? Poi la Federazione Russa e l’ Argentina in 17 anni. Quindi la Polonia in 22 anni, la Cina in 23, la Romania in 24, l’ Ungheria in 26, la Turchia 28, l’ India 50 e il Messico 55, la Nigeria 74. L’ Egitto, invece, ci impiegherebbe 118 anni, il Brasile 119, il Pakistan e le Filippine 159, il Bangladesh 163 anni, l’ Indonesia 181…”
Entonces lo consulté a Dani, que trae una buena discusión sobre el informe, y un link al Growth Report.

Sólo me interesan puntualizar dos cosillas, y lo hago robando los gráficos del informe:

Más coyuntura interna, para los talibanes de la utopía a-histórica agroexportadora: chequeen el cuadro de abajo: la era de oro del país agrario parece haber estado bastante rezagado respecto al período de la ISI y el actual.

Y este otro: el crecimiento es urbano, mal que le pese al frente común agrícolo – maoísta (by de way, estos últimos deberían releer la experiencia china en el decenio 1927 – 1937…)

Entonces digo: ¿por qué razón debería caerse del mundo un país con esas capacidades? ¿O es serio comparar la experiencia argentina con la de un país sin industria, donde una parte importante del presupuesto va directamente a los militares, sin capacidad civil para fiscalizarlo? De nuevo, la construcción de la personalidad es un proceso co-constitutivo, y a veces, para algunos, es preferible esconder la ropa sucia del modelo propuesto. Pronto lo vamos a tener a “organizo asados para genocidas en Victorica” Morales Solá diciendonos que ésto no es una aberración del sistema político chileno sino la indebida influencia del kirchnerismo sobre países vecinos. Y aunque la noticia salió en un medio venezolano, ¡qué mala suerte!, es de un feroz antichavista.

Otro día hablamos de la IV Flota y el Consejo de Defensa Sudamericano y – aunque el mediopelismo no pueda entender esto -, yo no me haría ilusiones con Chacho Obama… sabemos cómo terminó la Alianza para el Progreso.